Seleccionar página

¿Queréis hacer un calendario de adviento con vuestros peques para llenarlo de sorpresas durante los primeros 24 días de diciembre? Es una manualidad perfecta para hacer en familia durante una de estas tardes de frío que preferimos quedarnos en casa.

Por si os faltan las ideas y necesitáis inspìración, os enseñamos este calendario de adviento que hicimos hace un tiempo, que además de ser muy fácil, quedó bastante decorativo. Teniendo los materiales no se tarda nada en hacer y es tan sencillo que los niños pueden participar en el proceso.

Por el formato, con tarjetas, es un calendario ideal para llenarlo de planes para hacer en familia, aunque también podéis poner regalitos materiales escribiendo el lugar donde pueden encontrarlos. Si necesitáis ideas, leed el post sobre sorpresas para el calendario de adviento.

Para hacer vosotros mismos el calendario de adviento, solo necesitáis estos materiales:

  • Pizarra magnética.
  • Cartulina decorada con estampado navideño.
  • Pincitas de madera (nosotros las compramos con numeritos en la tienda Casa).
  • Imán adhesivo.
  • Tijeras.

Como hemos puesto arriba, el soporte que usamos fue una pizarra magnética. Nosotros aprovechamos la que teníamos en casa para los juegos magnéticos de los peques. Si tenéis podéis usarla para esto durante estos días, pero si no tenéis, pensad en haceros con una porque va genial y es algo bastante económico para el uso que podemos darle. Como decimos, para los juegos magnéticos que quizá traigan Papá Noel o los Reyes Magos a vuestros peques, o para poner notitas. Otra opción es usar la puerta del frigorífico.

Para hacer este calendario de adviento con la pizarra magnética, tenéis que hacer 24 tarjetas con la cartulina decorada, para lo que os aconsejamos marcarla previamente con un lápiz y posteriormente recortarla. Luego cogeréis cada una de las tarjetas en una de las 24 pincitas, que si vienen numeradas genial, pero si no es así, podéis pintar los números vosotros mismos. Luego solo tenéis que poner imán adhesivo en la trasera de cada pinza y listo. Más fácil y sencillo imposible.

Como veis, los niños pueden participar en todos los pasos dependiendo de la edad. Si son muy pequeñitos, pueden elegir las cartulinas que vais a utilizar, por ejemplo. Y ya algo mayores pueden hacer casi todo lo demás, siempre bajo vuestra supervisión.

Por último, pero ya sin los peques, tendréis que escribir la sorpresa de cada día. Nosotros somos más de poner planes sencillos para hacer en familia, como ver una peli en casa, hacer una manualidad, ir a ver algún mercadillo de navidad… Y algún día una chorradita material. En los post que os enlazamos a continuación tenéis un montón de ideas para rellenar vuestro calendario de adviento con las mejores sorpresas.

 

¿Qué os ha parecido? ¿Os gusta como calendario de adviento? Y sirve hasta para decorar durante toda la Navidad, ¿verdad?