Desde los inicios de Castellón Kids, hemos querido que la educación en igualdad sea parte importante de nuestro proyecto, dando cabida tanto a actividades relacionadas con ello como a agentes que trabajen por conseguirla. Pero lo que nos hacía especial ilusión era publicar artículos sobre el tema; artículos que pudieran interesar a las familias, ayudándolas en la tarea de coeducar en casa.

A nadie se nos escapa que vivimos en una sociedad aún con grandes desigualdades de género. Si bien es verdad que vamos avanzando hacia la igualdad, todavía queda mucho por hacer para que niñas y niños, hombres y mujeres, seamos iguales en derechos y oportunidades. Y la familia, como principal agente educador, tiene la función, la obligación, de educar a sus miembros, desde la infancia, en igualdad y en la igualdad.

Para hablar sobre ello, visualizar las desigualdades de género, en muchos casos casi invisibles, y darnos algunas pautas para coeducar en casa, hemos invitado a la experta María Cervera, gestora cultural y especialista en igualdad que con su proyecto de Formación y Acompañamiento Feminista ayuda a las familias a conocer más a fondo el feminismo y cómo llevar una educación en igualdad a la educación desde casa. Os dejamos con su interesante aportación.

educar en igualdad desde casa. María Cervera

EDUCAR EN IGUALDAD. LA FAMILIA COMO PRINCIPAL AGENTE COEDUCADOR

El agente regulador de conductas de la infancia más potente es la familia y por eso es imprescindible que las familias estemos atentas al sexismo de la vida actual y tengamos recursos para educar a nuestros hijos e hijas en igualdad.

La idea de coeducar es educar eliminando los roles de género que se reproducen en el día a día como consecuencia de la educación sexista que hemos recibido.

En nuestra vida diaria son habituales las actitudes sexistas que hacen que nuestra educación no sea igualitaria para hombres y mujeres. Tenemos que romper con todos los estereotipos propuestos por la sociedad y desterrar la idea de que existen juguetes para niños y juguetes para niñas; colores para niñas y colores para niños.

Pensamos que en la época en la que vivimos el machismo está erradicado, ya que no se nos ocurriría en las escuelas educar a los niños en unos valores y a las niñas en otros; pero lo cierto es que existen muchos de estos comportamientos sexistas, machistas, de los que ni siquiera las mujeres muchas veces somos conscientes, ya que están totalmente asimilados en nuestra cultura.

Educar en igualdad a niños y niñas

DETECTANDO DESIGUALDADES DE GÉNERO EN CASA

Te cuento ejemplos de cuál es la situación actual de algunas de las desigualdades de género y en cómo estas afectan a la vida diaria de nuestros hijos e hijas.

La falta de mujeres referentes en los libros de texto.

Los libros ocultan a las mujeres que con su esfuerzo y su trabajo, hicieron que el mundo sea como es hoy. No nos cuentan los logros de muchísimas mujeres que consiguieron avances en todas las áreas del saber, de la ciencia y del arte. Estarás de acuerdo en que esto es una tremenda injusticia. Pero es que también es un perjuicio terrible para las niñas y niños que se forman a través de esas lecturas, porque les dejan sin unos referentes muy valiosos. Sin la mitad del talento de la historia. Necesitamos conocer a las mujeres de la historia, necesitamos conocer la historia de las mujeres y lo que hicieron las mujeres a lo largo de la historia.

Usos desiguales en los espacios educativos.

Si nos centramos en los patios de los colegios, algunos estudios han detectado cómo los estereotipos y los roles de género aparecen en la ocupación y el uso de estos espacios por parte de las niñas y los niños. Lo que suele pasar es que la mayoría de niños ocupan la zona central del espacio con los juegos de pelota (sobre todo fútbol) y la mayoría de niñas se sitúan en los espacios marginales como esquinas, bordes laterales, escaleras y porches. Ellas tienen que inventarse juegos, que deben ser tranquilos y sin movimiento, debido a que no tienen material ni espacio físico que cubra sus necesidades.

Reparto desigual de las tareas en el hogar.

Los hombres siguen dedicando mucho menos tiempo a las tareas de cuidados de los hijos y tareas domésticas. Estas tareas no solo son las tareas visibles (cocinar, ir a hacer la compra, recoger a los hijos e hijas del colegio, etc.) sino que en ocasiones, las que mayor carga mental producen en las mujeres son las que no son percibidas como “trabajo”, es decir, pedir las citas médicas, recordar cuándo son los horarios de actividades extraescolares o de si hay que comprar un regalo para un cumple, atender las fechas de exámenes o de si les falta algo de material, etc. ¡Seguro que más de una me entendéis! Estas tareas no se suelen compartir y recaen mayoritariamente sobre las mujeres.

Contenido sexista en dibujos, películas, videojuegos, música.

Y no me refiero solo a la falta de referencias igualitarias, y que si aparecen personajes de acción, puedan ser hombres o mujeres. Sino en la apariencia de esas mujeres, el protagonismo de ambos, las historias, la hipersexualizacion de los personajes femeninos, etc.

COEDUCACIÓN. MARÍA CERVERA

Y ahora la pregunta que te harás es ¿y qué podemos hacer desde las familias?

Hoy voy a darte algunas ideas para empezar desde ya, pero algo muy importante es que te formes, investigues, aprendas y leas. Ten en cuenta que tu ejemplo es lo que más educa.

IDEAS PARA EDUCAR EN IGUALDAD DESDE CASA

  • Nombra al niño y a la niña aunque te dirijas a ambos (“Antonio y Ana, vamos a cenar”). Con esto consigues que tanto él como ella perciban que son por igual parte de la familia, sin distinción alguna.
  • No utilices frases que mantienen y refuerzan actitudes sexistas: “Eres un machote”, “Qué dulce es mi niña, eres mi princesa”.
  • Fomenta los juegos y juguetes cooperativos, creativos y no sexistas, así contribuiremos a su desarrollo igualitario. Si juegan con otros niños y con otras niñas, aprenderán a compartir y a respetarse.
  • Los dibujos animados, videos, películas o videojuegos transmiten imágenes y comportamientos, como las relaciones personales, la forma de vestir, las diferentes culturas, el medio ambiente, el comportamiento con los animales, etc.: selecciónalos de acuerdo a su edad, con mensajes que transmitan valores positivos, que fomenten la igualdad de género y excluyan la violencia.
  • Cuando los abuelos y abuelas cuidan de nuestros hijos e hijas, debemos explicarles de la mejor forma posible, cómo les estamos educando y pedirles su colaboración en la medida de sus posibilidades, explicándoles estos consejos y sugerencias.

Los niños y niñas obtienen de la familia sus referencias para construir su personalidad y fijar sus valores. Por esta razón es fundamental la formación de las familias para conseguir que tomen conciencia de los estereotipos sexistas que rodean su entorno y los eliminen de la educación de sus hijas e hijos.

Si quieres empezar a poner en práctica una educación en igualdad en tu casa, te invito a descargar mi guía “La igualdad se aprende en casa”, con información y recursos para empezar hoy mismo.

FIRMADO POR

Aprende feminismo con María Cervera
Podéis seguir a María Cervera en Instagram.