Seleccionar página

Una de las últimas excursiones que hemos hecho ha sido al Jardín de Peter, en el municipio de La Pobla de Benifassà. Desde que supimos de su existencia teníamos claro que queríamos ir y hablaros por aquí de este plan con niños, así que por fin este verano durante las vacaciones, que nos pillaba más relajados y con menos compromisos, nos decidimos a ir y conocer algo de La Tinença de Benifassà.

El Jardín de Peter es un curioso jardín lleno de originales construcciones, principalmente de trencadís, creadas por Peter Buch, un artista alemán que hace más de 25 años vino a vivir a La Pobla de Benifassà y empezó a dar vida a este pequeño mundo de fantasía y originalidad.

Para llegar al Jardín de Peter debéis dirigiros hacia La Pobla de Benifassà; justo antes de llegar, un camino a la derecha os llevará directos al sitio, donde podréis aparcar antes de acceder y hacer la visita caminando. Nosotros fuimos en pleno agosto, entre semana, y sin problemas; la verdad es que nos sorprendió la poca afluencia.

El Jardín de Peter es propiedad privada y según tenemos entendido no recibe subvenciones ni otro tipo de financiación externa, mas que la aportación de los visitantes, en forma de donativo, de 3,50 €. En muchos sitios habíamos leído que el «donativo» era menor, pero este fue el que se nos indicó a nosotros cuando fuimos a dárselo. De todas formas, no es excesivo, porque la visita puede durar fácilmente un par de horas entreteniéndote en hacer fotos, que ya te digo que querrás hacerle a todo, y con los niños corriendo de aquí para allá.

Aunque el Jardín de Peter está abierto todos los días del año, mejor que llaméis antes para aseguraros. Nosotros lo hicimos y Peter, muy amable, nos confirmó que estaría abierto de 11 a 20h., aunque seguramente la hora dependerá del día o la época del año.

Y ya que íbamos hasta allí, que a lo tonto desde Castelló tardamos una hora y media, con vomitera de uno de los niños por las curvas incluida, además del Jardín de Peter aprovechamos para conocer el bonito municipio de La Pobla de Benifassà y la localidad de El Ballestar, preciosa con casi la totalidad de sus casas de piedra y con unas vistas impresionantes a la montaña casi desde cualquier punto.

Vista de La Pobla de Benifassà desde el Jardín de Peter

La Pobla de Benifassà

Vista de El Ballestar desde la carretera

El Ballestar

Y para finalizar la excursión, fuimos al Pantano de Ulldecona, donde nos dimos un baño, aunque nos quedamos con las ganas de alquilar un patinete acuático, ya que estaban todos cogidos. Si vais a ir no olvidéis llevaros escarpines o sandalias de montaña para bañaros con ellas.

Pantano de Ulldecona

DATOS PRÁCTICOS A TENER EN CUENTA EN LA VISITA AL JARDÍN DE PETER Y LA TINENÇA DE BENIFASSÀ:

  • Desde la experiencia: Tened en cuenta las curvas y llevad a mano un par de bolsas por si alguien se marea. Y toallitas para limpiar al niño… y el coche 😉
  • Recomendable llevar escarpines si se piensa ir al pantano a bañarse.
  • HORARIO: Abierto todos los días del año. Aunque no es necesario reservar, os recomendamos llamar previamente para confirmar que va a estar abierto y que os digan el horario. Podéis hacerlo al teléfono 650 794 870.
  • PRECIO: 3,50 € por persona en concepto de donativo.
  • Web: Jardín de Peter.
  • Ubicación: