Seleccionar página

Ni esto es un blog de cocina ni nosotros somos expertos en la materia, pero se nos ha ocurrido que podíamos compartir algunas recetas muy fáciles, de comida normal, para que puedan hacerlas los niños solos. Hoy os traemos una de huevos rellenos. Evidentemente dependerá de la edad, quizá necesiten un poco de ayuda si son muy pequeños, pero seguramente a partir de 9-10 años pueden encargarse ellos por completo.

Receta de huevos rellenos para que cocinen los niños

Las recetas que vamos a traeros para que cocinen los niños y niñas, son recetas que no tienen ningún misterio, no vamos a enseñaros nada que no conozcáis, pero quizá os sirva de inspiración por si no se os había ocurrido que ellos pudieran hacerlo. Poder librarnos de cocinar alguna vez no viene nada mal, pero lo más importante es que dándoles esta responsabilidad y confianza, la autoestima de nuestros hijos e hijas se vendrá arriba. Y si encima les sale un plato rico, ¿qué más queremos?

La receta que traemos hoy para que hagan los niños es de huevos rellenos. Un plato sencillo, rico e ideal para distintas ocasiones, como cuando tenemos que comer de tupper fuera de casa o nos vamos de pícnic, o como entrante de un plato principal, o incluso puede ser una buena cena si lo acompañamos de algo más. Y si queremos preparar los huevos con antelación no hay problema, seguirán estando buenísimos y habremos dado tiempo a que pierdan el calor inicial y enfríen un poco, pero eso va a gustos, claro.

Huevos rellenos hechos por niños

Aunque para el relleno pueden utilizarse distintos ingredientes, los huevos rellenos más comunes y que menor complicación presentan para los niños, son los rellenos de atún, que son los que os traemos aquí, en la siguiente receta. Como veréis no indicamos el número de personas, ya que dependerá de si los huevos van a ser solo un entrante o acompañamiento, o serán el plato principal.

INGREDIENTES PARA HACER HUEVOS RELLENOS. 12 unidades.

  • 6 huevos tamaño L.
  • 2 – 3 latas de atún, según el tamaño (150 – 160 gr. en total aprox.).
  • 3 – 4 cucharadas de tomate frito.
  • 12 aceitunas verdes sin hueso.
  • Mayonesa.
Cómo hacer huevos rellenos. Ingredientes

CÓMO HACER HUEVOS RELLENOS. PASO A PASO BIEN FÁCIL PARA NIÑOS.

  1. Lo primero que haremos es poner a cocer los huevos durante 10-11 minutos. Para ello, los meteremos en una olla o cazuela con agua hirviendo, uno a uno y con cuidado para que no se rompan. Una vez transcurrido este tiempo, los sacamos y los enfriamos para poder pelarlos mejor, bien debajo del chorro de agua o bien en un bol con agua fría si aún tenemos que acabar de preparar el relleno.
  2. Mientras se cuecen los huevos, aprovechamos para preparar el relleno. Para empezar pondremos en un bol el atún desmenuzado, al que previamente le habremos quitado todo el aceite posible.
  3. Cogemos 6 aceitunas, las troceamos bien pequeñito y las metemos en el bol. Las 6 olivas restantes las reservamos.
  4. Añadimos el tomate y removemos bien para que se mezcle todo.
  5. Cuando los huevos hayan enfriado y no nos quememos los dedos manipulándolos, los cortaremos por la mitad longitudinalmente (a lo largo) y sacaremos las yemas con cuidado. Reservamos las claras.
  6. Troceamos las yemas y las añadimos al bol. Volvemos a remover y machacamos hasta que esté todo bien mezclado. Hasta aquí la preparación del relleno.
  7. Antes de empezar a rellenar las claras, ponemos estas en el plato en el que vamos a servir los huevos; así no tendremos que moverlos una vez tengan el relleno.
  8. Para poner el relleno usaremos una cuchara de postre y rellenaremos más allá del hueco que antes ocupaba la yema, dejando que rebose y cubra casi por completo toda la superficie de la clara.
  9. Una vez estén todos los huevos rellenos, para rematar la presentación, pondremos un poco de mayonesa en cada uno y, tras partir por la mitad las aceitunas que habíamos reservado previamente, ponemos una mitad en cada huevo, sobre la mayonesa.

Receta infantil de huevos rellenos

Pues ya están preparados para servir y comer. Como veis, es una receta muy sencilla, sin complicaciones para que puedan hacerla los niños, y sin preocuparse de que quede un plato demasiado fino, que tampoco hace falta. A nosotros nos encantarán como estén y solo nos quedará agradecerles el esfuerzo y alabar su buena mano en la cocina 😉

Así que ya sabéis, confiad en que vuestros hijos van a ser capaces de haceros la cena e incluid este delicioso y sencillo plato en vuestro menú semanal.

Por cierto, si sobra algo de relleno, siempre puede servirse en un bol y acompañarlo con unas tostaditas o unos picos de pan, así no hay que preocuparse en exceso de las cantidades, y mejor que sobre que que falte, ¿no os parece?

¿Estáis preparados para dejar a vuestros hijos ayudaros en la cocina o, incluso, haceros la cena? Por aquí la segunda opción nos encanta jeje.