Hace tiempo que queríamos organizar nuestro menú semanal. No somos muy cocinillas, de hecho somos muy básicos y cualquier receta nos parece alta cocina. Además, no solemos prever con antelación lo que vamos a comer o cenar, improvisamos bastante y esto a veces nos genera quebraderos de cabeza y retrasos horarios que podríamos evitar con cierta organización, es decir, elaborando un menú semanal para toda la familia.

Con un menú semanal, que podemos planificar semanal, quincenal o mensualmente, estaremos y nos sentiremos más organizados, tendremos una dieta más equilibrada y variada y ahorraremos a la hora de comprar, puesto que podremos ceñirnos a la lista de los alimentos necesarios para nuestro menú planificado previamente y así no tener que desperdiciar comida que, en más de una ocasión, acaba en la basura.

En nuestro esfuerzo por organizarnos mejor durante el confinamiento por el COVID19, hemos diseñado una plantilla imprimible para hacer el menú semanal de comida y cena, con un apartado para la lista de la compra de lo necesario para esa semana, y otro apartado para ir anotando los alimentos o ingredientes que vamos agotando conforme cocinamos durante la semana. Al principio estos apartados estaban como espacio para anotaciones, pero después de usarlo un par de semanas, hemos visto que lo que nos va bien anotar son estas dos cuestiones: qué necesitamos comprar para poder realizar las comidas y cenas planificadas, y qué cosas se agotan durante la semana y, por lo tanto, deberemos incluir en la siguiente lista de la compra. Como veréis, la plantilla tiene un diseño bastante limpio y sencillo, y es que nosotros lo preferimos así.

Fuera de confinamiento o de vacaciones escolares, si los niños comen en el comedor escolar, deberemos tener en cuenta el menú del colegio para planificar las cenas. Si los adultos comemos en casa, podemos seguir un menú de contenido similar al del cole, es decir, si ellos comen arroz, pues nosotros también, o pescado, pues lo incluimos en nuestro menú de medio día, sin que sea necesario ni hacer la misma receta ni usar idéntico ingrediente, puesto que lo importante es introducir el mismo tipo de alimento para que las cenas y también las comidas del fin de semana complementen las comidas de entre semana y ayuden a que todos tengamos una dieta variada y equilibrada.

Como hemos dicho más arriba, nuestro repertorio de recetas es escaso y básico, así que tiramos mucho de Internet. Solemos elegir un par de ingredientes y buscamos recetas con ellos: sepia y alcachofas, garbanzos y espinacas, arroz y setas… Esto es lo que para nosotros supone alta cocina: cualquier receta con más de tres ingredientes, un tiempo de elaboración superior a los 15-20 minutos y técnicas diferentes a la plancha o el horno. Y es que la mayor parte de lo que hacemos es carne o pescado a la plancha o al horno con verdura y/o ensaladas. Sin historias, sin condimentos, sin salsas… y muchas veces casi sin sabor, en parte también por la improvisación y la falta de tiempo, cosa que ha mejorado muchísimo gracias a organizar el menú semanal. La verdad es que a pesar de todo, y diría que precisamente por no saber cocinar, siempre hemos comido de manera saludable, principalmente en las cenas, pero ahora, planificándonos, nuestra alimentación es además variada, más equilibrada y más elaborada. Y desperdiciamos menos comida.

Para que vosotros, seáis cocinillas o no, podáis planificar también vuestro menú, os hemos preparado una plantilla descargable de menú semanal en tres colores diferentes, para que elijáis el que más os guste o vayáis variando según os apetezca. Para usarlo, solo tenéis que pinchar sobre la imagen, descargaros el archivo en vuestro ordenador e imprimir. Una vez lo tengáis rellenado, lo ponéis en la puerta de la nevera y ¡listo!

Descargable: Plantilla de menú semanal para imprimir.

¿Qué os parece? ¿Sois de los que ya planificabais menú? ¿Os gustan nuestras plantillas para hacer vuestro menú semanal? Si las usáis nos encantará saberlo. Y si colgáis alguna imagen sobre ello en vuestras redes no olvidéis etiquetarnos para que podamos verla.

Y si te ha gustado, por favor, compártelo para que muchas más familias empiecen a planificarse su menú. COMPARTIR ES SER FELIZ 🙂